Organizaciones ágiles, Mapuches, y pensamiento circular: La fuerza de las creencias en la empresa

Hace muchos años atrás, antes de que existiese la televisión o internet, había un grupo de Mapuches que vivían en el sur de Chile, que invertían parte de su tiempo realizando tareas relacionadas con el campo.

En ese momento, no había internet y la vida giraba en torno a las noticias que llegaban por la radio y los contactos que se hacían cara a cara o a través del teléfono.

Mapuches

Un año en particular, varias semanas antes de comenzar el invierno, la persona para la cual trabajaban decidió consultar a la tribu sobre como ellos pensaban que sería el invierno que se avecinaba. Los Mapuches, contaban con conocimientos centenarios sobre previsión del clima, por lo que luego de 2 días, decidieron dar una respuesta indicando que sería muy duro.

La persona para la que trabajan les indico que debían juntar leña y otras ramas, en cantidades superiores a la de años anteriores.

Diez días antes del comienzo del invierno, su jefe volvió a consultar y los Mapuches, y ésta vez le indicaron que podría ser incluso más duro de lo pensado, por lo que éste sugirió nuevamente juntar más ramas y troncos.

Ya casi llegaba el invierno cuando se le ocurrió la idea de llamar al servicio meteorológico para verificar si realmente sería como se lo habían informado, y fue aquí que le indicaron que ciertamente sería muy duro.

El jefe, 2 semanas antes del comienzo de la estación, indicó por tercera vez a la tribu que juntasen todavía más ramas y troncos ya que el invierno sería muy pero muy frio.

Ya quedaba muy poco, por lo que para tener mayor certeza, el encargado decidió una vez más conocer de primera mano del servicio meteorológico como sería el invierno. Nuevamente le confirmaron que sería extremadamente duro ya que venían observado a la tribu por el último mes y medio y habían estado juntando muchísimas ramas y troncos, a un nivel que ellos nunca habían visto.

Ésta historia que seguramente no sea cierta y se traslada de cultura en cultura, es algo que aprendí en Chile y que nos demuestra dos de los patrones que podemos ver en las organizaciones:

El Pensamiento Circular y el sesgo de confirmación.

Aquí, un círculo vicioso es construido sobre el hecho de otro que re-afirma al primero, haciendo muy dificil romper con la idea inicial, incluso muchas veces el poder detectarlo.

Vemos empresas que dicen conocer todo de sus clientes, aunque ellos estén cambiando a pasos afianzados, productos que están llenas de características de poca relevancia, y empresas que se centran en ellos y olvidan los ciclos de retroalimentación con los clientes.

Cuando nos enmarcamos en re-diseñar una organización digital, ésta es una de las características en la que trabajamos intensamente para desmitificar y cambiar.

Una de las técnicas más poderosas es emplear reframing, el que hace posible que las personas puedan establecer nuevas formas de pensamiento a través del incremento de la neuroplasticidad cerebral.

Un gran aliado que pone la neurociencia de cambio al alcance de cualquier consultor ágil.

Puedes aprender más sobre reframing en mi nuevo libro “Lidera el cambio exponencial”, y así reducir la fricción al cambio, el pensamiento circular, y emplear el sesgo de confirmación de forma más inteligente.

¿Has visto algo así en tu empresa? Cuéntame tu experiencia…

Gracias por escucharme,

Erich.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s